Actualidad

¿Estoy listo para crear un E-commerce?

Como dueños de negocios, esta pandemia nos ha traído preocupaciones que no sabíamos que existían. Inquietudes que seguro siempre estuvieron ahí pero que no eran tan grandes como para poner mucha atención y muy probablemente comenzamos a tomarlas en serio cuando nos dimos cuenta que la cuarentena no terminaría en 1 mes. 

Existe una gran cantidad de lugares para adquirir nuestros productos o servicios favoritos, de eso no hay duda. Con una amplia gama de opciones según nuestros gustos, tiempos y posibilidades de pago. Sin embargo, una de las preocupaciones de las que hablábamos, es el hecho de que los canales tradicionales siguen perdiendo un margen importante de participación en el momento de ser elegidos como medio favorito de compra. 

Ciertamente, uno de los más grandes cambios que esta situación nos ha traído es la visión que teníamos del comercio en línea. Si bien era uno de los medios que más crecía año con año, según un artículo publicado en septiembre 2020 por El Economista, este ciclo cerrará con un 55% de crecimiento anual. 

No solo por el crecimiento, sino también por los demás beneficios que tienen, las tiendas en línea se han posicionado en tendencia de compra y muchos de los grandes “monstruos” comerciales han optado por migrar a un modelo híbrido donde mezclan lo tradicional con el mundo digital. 

Entonces…si el sentido común nos dice que debemos subirnos a este barco ahora que todavía navega sobre mares aún no explorados ¿estamos listos para crear un e-commerce? o mejor aún, ¿está nuestro negocio preparado para dicha implementación?

La respuesta es más simple de lo que parece, ya que de alguna u otra forma en algunos años la mayoría de comercios tendrán presencia en este medio, sin embargo no está de más el tener siempre en consideración los siguientes puntos antes de tomar una decisión:

  1. Plataforma 

En la actualidad tenemos dos grandes opciones digitales:

  • Market Place.
    • Estar en un buen Market Place como Amazon o Mercado Libre puede traer beneficios logísticos y de oportunidades de venta que muy probablemente sea más complicado conseguir por fuera. Si estamos comenzando la comercialización digital, esta metodología es buena opción. Es importante también contemplar todos las comisiones que se suelen cobrar.
  • Crear nuestra propia tienda en línea con ayuda de un tercero.
    • Shopify, Woocommerce, Prestashop son algunas de las plataformas que pueden proveer estos servicios para crear tú tienda en línea. Cada uno con distintas propiedades y costos que no está de más entender a detalle antes de elegir uno.  Al final del artículo dejamos una liga para ver a detalle dicha comparativa.

En ambos escenarios es muy importante considerar la variedad de opciones en los métodos de pago.

2. Costos

Sabemos que suena sencillo, pero es importante asesorarnos con un experto o alguien que ya tenga una tienda en línea para ver el listado completo de los nuevos gastos que afrontaremos y los que posiblemente dejemos de tener:

  • Gastos de envío
  • Creación y desarrollo del sitio web
  • Comisiones de terceros
  • Merma y devoluciones
  • Publicidad pagada
  • Empaquetado
  • Almacén (lugar físico)
  • Personal adicional (de ser necesario)

3. Logística

Ciertamente uno de los principales gastos que afectarán tu rentabilidad son los de envío. Debemos considerar si nuestros productos son aptos para envío local, nacional o internacional, los impuestos que se generan, las opciones de paquetería, los tiempos de entrega y las garantías que damos a nuestros usuarios. Con base en lo antes mencionado podremos aterrizar políticas de entrega justas y atractivas para nuestros consumidores

4. Valor agregado

Pese a que el barco es relativamente nuevo, existen ya muchos negocios arriba de él. Busquemos, entonces, eso que nos puede diferenciar de todos los demás. ¿Qué factor logrará que nuestra marca trascienda en el mundo digital? Adjuntamos algunos ejemplos:

  • Garantías (en el envío, en el servicio o en el producto)
  • La experiencia de compra dentro de la página
  • Eficiencia en el servicio de preguntas y respuestas
  • Utilidad del contenido públicado en medios digitales 
  • Especialización o experiencia en el giro

5. Estrategia

Veamoslo desde este punto de vista. Una tienda tradicional de ropa necesita atraer clientes de alguna forma y tener vendedores expertos que cierren oportunidades ¿por qué una tienda en línea sería diferente? Por si sola será muy difícil que logre los grandes números de venta. Por ello, se recomienda siempre tener mínimo 4 estrategias detrás:

  • De posicionamiento.
    • ¿Cómo lograr que mi marca y mi tienda puedan tener un lugar en el Top of Mind de mi público?
  • De tráfico al sitio web.
    • ¿Cómo lograr que más clientes potenciales acudan a la página?
  • De conversión. 
    • Al no existir un equipo físico de ventas, ¿cómo lograr cerrar esas posibles ventas?
  • De fidelización.
    • ¿Cómo mantener el interés de mis consumidores en la marca y los productos?

No olvidemos que las redes sociales son el mejor aliado para aterrizar muchos de los puntos que cuestionamos previamente. En estos medios no basta con solo tener presencia para ser efectivos, debemos mantener contenido dinámico y de calidad para lograr los mejores resultados. 

Algo muy importante en este punto es NO BASAR NUESTRA ESTRATEGIA EN PRECIO. Si solamente ofrecemos un precio bajo, lograremos tener ventas pero no clientes. Simbolizando que podremos momentáneamente ver un número, pero a largo plazo nos costará cada vez más conseguir clientes y recompras

Estamos conscientes de que puede ser abrumador tener en cuenta tantos factores, pero también estamos seguros de que, como en cualquier negocio, tenemos que disminuir el riesgo lo más posible.